El Síndrome del Túnel Carpiano 003

El Síndrome del Túnel Carpiano

In ORTOPEDIA, OSTEOPATA, TRAUMATOLOGIA by NovamedicumLeave a Comment

Sufrir dolor en las manos sin golpes ni actividades excesivas es frecuente. La gran mayoría de ellos se resuelven espontáneamente en un periodo breve de tiempo. Pero si el dolor o la alteración que genera, se alarga en el tiempo, es aconsejable acudir a especialistas que evalúen correctamente el problema.

De entre los problemas que podemos encontrarnos en la mano, destaca por su alta prevalencia, el llamado Síndrome del túnel del carpo o del túnel carpiano.

Síndrome, porque abarca un conjunto de signos y síntomas que afectan al paciente y túnel del carpo por el sitio en el que tiene lugar.

Tenemos nervios por todo el cuerpo, que se encargan de transmitir impulsos o información desde el cerebro hasta órganos y músculos o desde la piel hacia el cerebro para informarle del entorno. Estos nervios son cables que recorren todo nuestro cuerpo. Hay determinados lugares en que pasan por espacios más reducidos de tamaño. En una situación normal el espacio es suficiente para que el nervio se encuentre cómodo pero si por alguna circunstancia el espacio se reduce, el nervio se comprime y las funciones que realiza se ven alteradas.

En el caso del túnel del carpo, se trata de una estructura en la palma de la mano en la zona más cercana a la articulación de la muñeca compuesta por huesos y un ligamento y por el que pasan tendones que flexionan los dedos y un nervio, el nervio mediano, que es el afecto en este síndrome.

El Síndrome del Túnel Carpiano 001Esquema canal carpiano

El nervio mediano es un nervio que se encarga de dos funciones importantes en la mano. Por un lado, transmite las sensaciones de los dedos pulgar, índice, medio y la mitad del anular.

El Síndrome del Túnel Carpiano 002Área de sensibilidad del nervio mediano

Y por otro lado, es el encargado de la movilidad de los músculos de la eminencia tenar, masa muscular localizada en desde la muñeca a la base del pulgar y que tiene como misión, ciertos movimientos de precisión y fuerza del pulgar.

La prevalencia en la población está alrededor del 10%. Es más frecuente en mujeres que en hombres y suele producirse entre la quinta y sexta década, pero no es rara antes de los 40 años y relacionada con la actividad laboral.

El paciente que sufre un síndrome del túnel del carpo puede encontrarse con algunos o todos los síntomas siguientes, en función del grado de afectación del nervio.

Hormigueos en los dedos de la mano, a veces por la noche, que lo despiertan y le obligan a sacudirla intentando «despertarla» o colocándola en el borde de la cama. Poca o nula sensibilidad al tocar. Debilidad realizando tareas que podían hacerse antes sin dificultad, como tareas de pinza con los dedos, o torpeza en la mano con caída de objetos.

Al principio los problemas son sensitivos pero pueden progresar hasta afectar a la musculatura que inerva el nervio.

La causa no se conoce en todos los casos, y en muchas ocasiones no se encuentra un origen o se trata de varios factores que sumados provocan el síndrome. No obstante, se han identificado una serie de factores relacionados.

El Síndrome del Túnel Carpiano 005El médico que evalúe un posible síndrome del túnel del carpo realizará una serie de exploraciones sobre la mano para tratar de reproducir suavemente y de forma temporal algunas de las manifestaciones explicadas por el paciente.

El diagnóstico se elabora con una buena exploración clínica, no obstante, en determinados casos el especialista puede solicitar pruebas complementarias a la exploración física, como pueden ser radiografías, ecografías, analíticas, o pruebas que estudien la función del nervio, como el electromiograma, entre otras.

El tratamiento de esta dolencia puede ser de dos tipos, tratamiento conservador o quirúrgico. La elección de uno u otro dependerá del estadío en que se encuentre el nervio.

Si nos encontramos en estadíos iniciales o los síntomas son de carácter leve, se intentará un periodo de tratamiento conservador que puede consistir en férulas nocturnas que mantengan el túnel carpiano en su posición de máxima amplitud, antiinflamatorios y vitaminas del complejo B, estabilizadores del nervio o introducción de corticoides en el túnel para disminuir la inflamación pudiendo hacer remitir los síntomas hasta en seis meses.

El Síndrome del Túnel Carpiano 003Férula para tratar el síndrome del túnel carpiano

Si los métodos conservadores fracasan o los síntomas son suficientemente graves se optará por un tratamiento quirúrgico.

La cirugía consiste en una descompresión del túnel carpiano permitiendo más espacio para el nervio. Esta se realiza en quirófano sin ingreso hospitalario, mediante una incisión de entre 2 a 4 cm en la palma de la mano para dividir la parte ligamentosa del túnel. Después se sutura la piel con 3 o 5 puntos y se realiza un vendaje para que la zona este protegida durante 10-15 días hasta que se retiran los puntos.

El Síndrome del Túnel Carpiano 004Es conveniente que el paciente mantenga la mano elevada y realice de forma inmediata tras la cirugía movimientos suaves y continuos de los dedos a fin de evitar edemas en la zona. Debe evitar coger objetos pesados las primeras semanas. En función del tipo de tareas que desempeñe normalmente, se recomendará un periodo de descanso mayor o menor, pues no es recomendable actividades de alta demanda física los primeros 2 o 3 meses.

Las tasas de éxito con el tratamiento quirúrgico son de alrededor de un 75-85% y están relacionadas con la gravedad de la compresión y el tiempo transcurrido.

La desaparición del dolor suele producirse en los primeros días, la sensibilidad se recupera progresivamente en el transcurso de semanas o meses y en ocasiones, si el daño en el nervio está muy evolucionado, puede ser incompleta. Así mismo la pérdida de fuerza que (traduce) se produce en un estadio más evolucionado puede requerir años en recuperarse o incluso no producirse la recuperación.

Como todo proceso quirúrgico pueden existir complicaciones que aunque poco frecuentes se deben conocer. Hematoma, infección, dolor en la cicatriz o en la palma que acostumbra a remitir en pocos meses, rigidez en los dedos, lesiones sobre el nervio, cicatriz voluminosa o incluso recurrencia de los síntomas con el paso del tiempo.

En resumen, el túnel del carpo es una patología muy frecuente que debe ser evaluado por un especialista que le indicará cuales son las mejores opciones en su caso, que dispone de un tratamiento eficaz que logra la recuperación en un periodo relativamente rápido y con pocas complicaciones.

Dr. Miguel Pérez Abad

Especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología

En NOVAMEDICUM disponemos de la tecnología de Capenergy, especialistas en TECARTERAPIA

 

Leave a Comment