loco

¿Quieres volverte loco? Pregúntame cómo!

In PSICOLOGÍA by Novamedicum

Sentirse mal está de moda. Vas por la calle y escuchas: “uy, como está la gente de mal”, o “es que llevo una temporada que no me siento bien.” También está de moda la lucha por la supremacía del bienestar, por alcanzar ese deseado nirvana emocional, en el que todo fluye, nada es doloroso, y en el que somos capaces de ser felices. ¿Y cuál es el camino? No hace falta más que buscar terapeuta+coaching+autoestima en cualquier buscador de internet…y voilà,  ya tenemos del orden de treinta millones de profesionales que aseguran que con su método van a curarnos. ¡ES POSIBLE EL CAMBIO!

loco
Bien, como de ese campo ya vamos cubiertos (más bien engañados, si me preguntáis), hoy voy a hablar de qué cosas debemos para hacer para sentirnos peor. Para crearnos una neurosis bien chula, de esas que se perpetúan en el tiempo, de las que consiguen hacernos engordar quince quilos, meternos en la cama y desear que el mundo se termine. Para cronificar nuestros sufrimientos humanos cotidianos en autenticas patologías de la mente, que necesiten de alguna medicación ad hoc (¿fluoxetina?, deme diez). O para lograr que nuestra vida se convierta en una sucesión de terapias fracasadas que nos confirmen que lo nuestro no tiene solución. Vamos allá.

 

  1. Esfuérzate en cambiar. Exígete ser quien no eres. Haz terapias profundas que busquen cambiar tu forma de ser. Exígete no sentir pena si estas triste, y en calmarte si tienes ansiedad. Lucha constantemente contra tu propio yo, de forma que aprendas a fuego que “estoy sintiendo algo que no debería sentir, quiero cambiarlo y no puedo, la culpa es mía, soy tan inútil que no puedo cambiarlo”.
  2. No aceptes jamás que tu tope de bienestar sea un 6…como mucho 6,5. Víctor Amat, maestro y mentor, siempre habla, muy acertadamente, de las bondades de de aspirar como mucho a un 6,5. Nada, no le hagas caso, tú aspira al 10. De esa manera aunque hayas alcanzado un equilibrio tolerable entre bien y mal, lo volverás a destrozar en tu periplo hacia la cumbre de la felicidad plena.
  3. Nunca, pero por favor nunca, trates de orientar tu vida hacia ser más eficiente con lo que eres y lo que sabes hacer. Evita asumir que tú has venido a este mundo a sufrir, y que vas a hacerlo dignamente, y por encima de todo te plantees utilizar ese sufrimiento para ayudar a otros. La clave es tratar siempre de rechazarte a ti mismo, lo que eres y lo que te pasa
  4. Pide ayuda y opinión frecuentemente. De esa manera, con cada opinión que te proporcionen, y con cada mano amiga que trate de ayudarte, instalarás en tu mente un bonito mensaje: “yo no puedo hacerlo, yo estoy equivocado, yo no debería ser así”. Jamás, por descontado, hagas la prueba e dejar de pedir ayuda y opinión durante un par de semanas, no sea que funcione.
  5. Busca un referente, a ser posible un coach, y pídele que te hable de cómo está cada día motivado al 100%, que digo, al 1000%. Pídele que te explique que un hábito requiere 21 días para establecerse. Pregúntale cómo hacer para descubrir tu pasión, y para ser la mejor versión de ti misma. Pero por encima de todo, por favor, asegúrate de que te diga que todo depende de ti, y que la crisis también significa oportunidad, y que debes practicar la gratitud diariamente. Haz coaching.
  6. Busca un método, que te asegure un alto porcentaje de eficacia. No te plantees que si es un método efectivo, porque aún hay tanta gente que, al igual que tú o yo, no acaba de “fer la o rodona”. Ni pienses en cómo puede ser que de la noche a la mañana, un afable señor o una amable señora, de los que nadie nunca escuchó hablar, se postulen como los descubridores del remedio definitivo para tus males. Obvia que te exijan hacer sus cursos, comprar sus libros, pagar una cuota y convertirte en su discípulo. Tu solo sigue el método, que funciona.
  7. Lee “EL SECRETO”. Pídelo, y el universo conspirará para concedértelo. El mendigo de mi barrio no sé a qué espera, el hombre.

Bien, hasta aquí, siete aspectos a tener en cuenta para lograr sentirte peor. Si los sigues, auguro grandes dosis de malestar, neurosis, angustia y cronificación de tus padecimientos. Y todo sin salir de casa, oiga!

Daniel Tous Remiro

Resumen
¿Quieres volverte loco? Pregúntame cómo!
Nombre del artículo
¿Quieres volverte loco? Pregúntame cómo!
Descripción
Sentirse mal está de moda. Vas por la calle y escuchas: “uy, como está la gente de mal”, o “es que llevo una temporada que no me siento bien.” También está de moda la lucha por la supremacía del bienestar, por alcanzar ese deseado nirvana emocional, en el que todo fluye, nada es doloroso, y en el que somos capaces de ser felices. ¿Y cuál es el camino? No hace falta más que buscar terapeuta+coaching+autoestima en cualquier buscador de internet…y voilà, ya tenemos del orden de treinta millones de profesionales que aseguran que con su método van a curarnos. ¡ES POSIBLE EL CAMBIO!
Autor
Nombre del editor
Novamedicum
Logotipo del editor