Mi hijo no habla correctamente ¿Cómo puede ayudarle la logopedia?

In LOGOPEDA by dianaLeave a Comment

Es importante ser consciente de cómo los trastornos de comunicación pueden afectar a la salud y calidad de vida de quien los padece. En el caso de los niños la mejor arma es una prevención temprana, ya que desde el primer año de vida y hasta los seis años de edad, es cuando se produce la mayor plasticidad cerebral.

La buena noticia es que los logopedas pueden ayudar y mucho a nuestros pequeños a corregir este problema en el menor tiempo posible. Antes de explicar cuáles pueden ser las señales de alerta que te hagan valorar la posibilidad de acudir al logopeda, es importante que entiendas como estos especialistas pueden ayudaros.

¿Cuál es la misión de un logopeda?

Un logopeda es un profesional especializado en todos los trastornos que tienen que ver con el habla, la voz, la audición, el lenguaje escrito y oral y todas las demás funciones relacionadas (respiración, masticación, deglución).

La logopedia abarca mucho más que el hecho de no saber pronunciar determinados fonemas como la r o la s. Además de todo lo anterior también permite mejorar la voz, el habla y la capacidad de persuasión de todas aquellas personas que utilizan la voz como herramienta de trabajo.

Principales trastornos de comunicación

  • Los relacionados con el habla: la dislalia se da en niños de hasta 5 años que presentan problemas a la hora de pronunciar determinados fonemas como la r, rr. s, etc. La disglosia se deriva de malformaciones en los órganos del habla, labios, mandíbula, frenillo, etc, que afectan al ritmo del lenguaje. La tartamudez es común en niños pequeños y a veces desaparece de forma espontánea, pero es importante estar atentos por si precisa de una atención temprana.
  • Los relacionados con el lenguaje: puede haber un retraso simple o específico del lenguaje, mutismo, etc. Suelen ser niños que tardan mucho tiempo en comenzar a hablar y a mantener una conversación propia de su edad.
  • Los relacionados con la lecto-escritura: esto ocurre cuando el cerebro procesa el lenguaje de forma distinta, incidiendo directamente en la forma de escribir, leer o entender las matemáticas. Estamos hablando de la dislexia, discalculia, etc.
  • Los relacionados con la voz: problemas en el timbre o intensidad de la voz, disfonías (afonías), etc.
  • Los relacionados con la deglución: problemas a la hora de deglutir los alimentos de tal forma que los alimentos no se mastican correctamente y se pueden tragar por el lado erróneo provocando atragantamientos.

¿Cuáles son las señales para saber si debo llevar a mi hijo/a a la consulta del logopeda?

Es importante prestar atención y no dejarse llevar por frases comunes como «ya hablará» o «todavía es muy pequeño», ya que si bien existen dificultades que se resuelven de forma espontánea hay otras en las que la atención precoz es fundamental.

En función de cada etapa debemos estar atentos a:

*Primeros 18 meses: durante esta etapa los bebés comienzan a crear estrategias de comunicación con sus padres en forma de llanto, risa, gorjeos, gestos y usos de vocales hacia el final. Si esto no ocurre pasados los 18 meses puede ser una señal de consulta.

*De los 18 a los 24 meses: esta es una etapa importante porque la mayoría de los niños ya empiezan a usar palabras y combinaciones de dos de ellas. Si esto no ocurre puede ser motivo de consulta.

*De los 2 años 4 años: esta es la etapa de mayor explosión lingüística, cada vez emplean más vocabulario y comienzan a construir frases con sujeto, verbo y predicado.

*A partir de los 4 años: el lenguaje oral va enriqueciéndose hasta permitirle contar pequeñas historias.

El inicio de la edad escolar con tres años, es un momento ideal para detectar posibles trastornos por los que acudir a la consulta de un profesional.

Leave a Comment