LA SOLUCIÓN DEFINITIVA A LAS UÑAS INCARNATAS

In PODOLOGÍA by NovamedicumLeave a Comment

Las uñas encarnadas pueden ser un problema muy doloroso y limitante para las actividades ordinarias y deportivas.

El proceso patológico empieza con un aumento de presión en las zonas laterales de la uña que hace que la misma se clave contra la carne produciendo una inflamación e incluso la infección de los laterales del dedo.

La causa mas frecuente de onicocriptosis (nombre técnico de la uña encarnada, proviene del griego: Onis: uña y Kriptos: escondido) es la forma de la uña: la concavidad de la lamina ungueal va a condicionar que la misma pueda salir por la punta del dedo sin que sus márgenes laterales incidan en los canales. Por tanto cuanto mas arqueada se presente la uña mas probabilidades existen de que se encarne.

Krausz propuso una clasificación según la morfología de la uña, en las que 3, 4, 6 y 9 pueden ser normales.

Existen otras causas:

  • Componente genético poco frecuente.
  • Calzado estrecho.
  • Calzado no adecuado a la actividad que se realiza.
  • Mal cortado de las uñas.
  • Exceso de humedad por sudoración.
  • Deformidades del pie que condicionan un aumento de presión sobre el dedo y la uña.
  • Deformidades de la uña.

Todo traumatismo sobre el dedo o la uña puede lesionar la matriz ungueal (zona productora de uña) y condicionar el crecimiento normal de la lámina (la uña propiamente). En ocasiones es a partir de un traumatismo directo o micro-traumatismos de repetición que el pie descompensa y empieza el problema de la uña encarnada.

Las uñas de deben cortar rectas, se pueden redondear o mejor limar los extremos laterales de la uña pero no incidir dentro del canal. Las uñas redondeadas en sus canales predisponen a la aparición de onicocriptosis.

Existen cortaúñas rectos o cizallas que funcionan perfectamente. Las personas que tienen dificultad para cortarse las uñas pueden acudir a su podólogo de confianza para que les ayude.

En situaciones esporádicas se pueden utilizar productos astringentes como el nitrato de plata o formulaciones magistrales que ayudan a controlar la inflamación pero se debe tratar la causa, la uña clavada.

Realizar tratamiento antibiótico aislado no es la solución ya que la infección es la consecuencia de que la uña se clave. Se debe limpiar la zona de uña clavada y la infección mejorará; en pacientes sanos sin alteraciones o enfermedades asociadas incluso sin necesidad de medicación.

Las personas que desarrollan una uña encarnada de manera esporádica (que puede derivar de un mal corte de uñas, un calzado justo, un golpe…) pero que no tienen la sensación de que “cada dos por tres” se les clava, se puede realizar una espiculectomía, es decir, quitar el trocito de uña que se clava y valorar la evolución.

Cuando la uña se clava de manera recurrente la opción quirúrgica ofrece unos resultados óptimos y definitivos en un alto porcentaje de los casos.

Se trata de un procedimiento ambulatorio que se realiza mediante anestesia local del dedo.

Existen diferentes técnicas para poder solucionar el problema pero la mayoría permiten al paciente realizar su vida normal y laboral el día próximo a la intervención (siempre y cuando la actividad no comprometa la presión sobre el dedo).

El paciente deberá realizar curas personales diarias con desinfectantes y utilizar un apósito tipo “Tirita” durante unas tres semanas.

No se trata de una cirugía dolorosa pero los primeros días se recetará medicación para evitar las posibles molestias.

La técnica consiste en retirar la parte de uña que se encarna y realizar una matricectomía, eliminar la zona productora de uña de la zona que se ha recortado.

Existen diferentes maneras de eliminar la matriz, habitualmente optamos por utilizar técnicas químicas ya que ofrecen menor riesgo de recidivas (alrededor de un 3%). Realizando esta técnica se va a conseguir que la parte de uña “sana” siga creciendo normalmente y la parte “problemática” no vuelva a crecer.

En los casos en los que el problema es la deformidad de toda la uña se puede realizar una ablación total de la uña, extraer toda la uña y una matricectomía completa para que no vuelva a crecer.

En resumen:

la cirugía ungueal permite resolver gran parte de los problemas derivados de las uñas con resultados óptimos.

 

 

Bernat Cabestany Perich

Col 838-08-1202

Resumen
LA SOLUCIÓN DEFINITIVA A LAS UÑAS INCARNATAS
Nombre del artículo
LA SOLUCIÓN DEFINITIVA A LAS UÑAS INCARNATAS
Descripción
Todo traumatismo sobre el dedo o la uña puede lesionar la matriz ungueal (zona productora de uña) y condicionar el crecimiento normal de la lámina (la uña propiamente)
Autor
Nombre del editor
Novamedicum
Logotipo del editor

Leave a Comment