LA RIZARTROSIS Diagnóstico y tratamientos (parte III)

In TRAUMATOLOGIA by NovamedicumLeave a Comment

Una vez en la consulta efectuaremos una valoración mediante palpación y maniobras suaves que imitan gestos que pueden ser problemáticos en el día a día del paciente, que nos darán una idea de la magnitud del problema y recurriremos a radiografías en diferentes posiciones para evaluar el grado.

Zonas de palpación

Inicialmente con estas pruebas será suficiente. Podremos solicitar otras pruebas como la ecografía, gammagrafía, resonancia magnética, tomografía entre otras, si el diagnóstico no es claro o presenta otras patológicas simultáneas.

Tratamiento. ¿Es único o personalizado?

Existen diferentes modalidades de tratamiento.

Inicialmente, si el dolor es moderado o leve, debemos intentar un tratamiento conservador, que consistirá en una férula especialmente diseñada para este problema, antiinflamatorios para disminuir el edema y el dolor, baños de las manos en parafinas que controlan y disminuyen la inflamación y una correcta fisioterapia focalizada en esta articulación y que trabaja músculos que ayudan a la estabilidad de esta articulación.

férula para rizartrosis (hechas a medida en novamedicum.com)

 

  baños de parafina (tratamiento en novamedicum.com)

 

Los cambios de actividad con disminución de acciones que impliquen grandes o continuas cargas en la zona serán evaluados y reducidos en la medida de lo posible.

Si estas medidas no son suficientemente efectivas en un periodo prudencial de tiempo entre 4 y 8 semanas o el dolor es muy severo, procederemos a introducir en la articulación ácido hialurónico, componente del cartílago dañado, o factores de crecimiento mediante una pequeña infiltración como hacemos para otras articulaciones con el objetivo de estimular la regeneración y disminuir la inflamación.

 Infiltración local

 

En la gran mayoría de los casos, estas medidas logran detener el proceso y el paciente puede volver a sus actividades y aficiones previas.

Desafortunadamente en un pequeño grupo de casos, estas medidas no son suficientes, o la destrucción articular es tan avanzada que debemos llevar a cabo una intervención quirúrgica.

Cada caso es evaluado personalmente, la solución que sirve para una mano puede no servir e incluso ser contraproducente en otra.

Actualmente, disponemos de la posibilidad de realizar en estadios iniciales una artroscopia para limpiar la articulación o rebajar el hueso problemático.

 artroscopia trapecio-metacarpiana

 

También en estadios iniciales, en los que lo que falla son los ligamentos estabilizadores, podemos sustituirlos con una parte de tendón del mismo modo que haríamos para lesiones graves de los ligamentos cruzados en la rodilla.

Si el desgaste es muy avanzado o afecta a otras articulaciones vecinas, se emplean técnicas clásicas en las que se retira el hueso enfermo y el espacio que este deja, se rellena con parte de tendón obtenido de la vecindad de la mano.

Retirada de hueso trapecio y colocación de tendón en su espacio

 

Se inmovilizara la mano durante un periodo de 4 semanas. Estas técnicas obtienen muy buenos resultados a largo plazo, pero requieren de varias semanas o meses hasta que la recuperación es completa tanto de movilidad como de dolor, por lo que son reservadas para casos severos.

En los últimos años se ha incorporado a nuestro arsenal terapéutico, prótesis como las usadas en la cadera, pero de pequeño tamaño. Diseñadas para esta enfermedad y que preservando el hueso, sustituyen la articulación dañada.

Prótesis que sustituye la articulación dañada

Una vez colocada la prótesis, se inmovilizará durante 2 semanas.

Esta técnica, si bien algo más costosa por la necesidad de colocar un implante, permite una recuperación más rápida y menos agresión quirúrgica que con otras técnicas. Del mismo modo, este procedimiento no cierra puertas para realizar los procedimientos más clásicos si no logramos una buena función y desaparición del dolor. Los resultados obtenidos con esta técnica y la satisfacción del paciente son también elevados.

En resumen, la artrosis del pulgar es una enfermedad muy frecuente en nuestro entorno, con diferentes manifestaciones clínicas y para la que existen varios tratamientos. La evaluación debe realizarse de forma individualizada y siempre por profesionales.

Dr. Miguel Pérez Abad.

Especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología.

Unidad de miembro superior.

Nº Col 44960

Resumen
LA RIZARTROSIS
Opiniones de los usuarios
5 based on 1 votes
Tipo de servicio
LA RIZARTROSIS
Nombre del proveedor
Novamedicum,
C/Indústria 19,Sabadell,Catalunya, España-08202,
Telephone No.937260976
Area
Traumatología
Descripción
Una vez en la consulta efectuaremos una valoración mediante palpación y maniobras suaves que imitan gestos que pueden ser problemáticos en el día a día del paciente, que nos darán una idea de la magnitud del problema y recurriremos a radiografías en diferentes posiciones para evaluar el grado.

Leave a Comment