Normalmente la corrección del hallux valgus debe combinarse con otros procedimientos quirúrgicos para resolver a un tiempo las deformidades de los dedos centrales o del dolor en la planta del pie (metatarsalgia).

Para la corrección del hallux valgus se emplean técnicas de cirugía percutánea de forma aislada o combinadas con cirugía convencional que nos permite realizar gestos quirúrgicos imposibles de otra manera. Es frecuente que en la corrección del hallux valgus se utilice un sistema de fijación de la osteotomía del primer metatarsiano mediante un tornillo o que se deba actuar más proximal con el empleo de tornillos de compresión o placas atornilladas.

Cada tipo de hallux valgus requiere una combinación de técnicas quirúrgicas que el cirujano debe saber combinar para obtener el mejor resultado. En pocos casos, indicamos la cirugía convencional porque con el dominio de las técnicas de mínima incisión, se pueden resolver la inmensa mayoría de casos.