EL VERANO Y ALIMENTACIÓN SALUDABLE

EL VERANO Y ALIMENTACIÓN SALUDABLE

In NUTRICIÓN by NovamedicumLeave a Comment

Aunque todo el año debemos alimentarnos de la misma manera SALUDABLE, hay unas particularidades en el verano como el excesivo calor y el consecuente aumento de sudoración que hace que necesitemos adecuar la dieta para mantenernos hidratados, para proteger nuestra piel del sol y evitar engordar por la ingesta de calorías extras.

EL VERANO Y ALIMENTACIÓN SALUDABLE

AUMENTO DE PESO EN VERANO

En verano entramos en fase hedónica, tendemos a acostarnos más tarde, a tener un horario desordenado, a ingerir más cantidades de alcohol y a comer en exceso.

Los días invitan a salir a tomar algo con más frecuencia, a organizar comidas fuera de casa con la familia y los amigos. En general hacemos menos ejercicio y comemos más, por lo que quemamos muchas menos calorías.

LOS CONSEJOS PARA COMER SANO EN VERANO

1.BEBER AGUA

El 70% de nuestro cuerpo es agua, de manera que la debemos reponer diariamente para que nuestro organismo pueda realizar correctamente todas sus funciones. Daremos prioridad a los alimentos que nos hidraten mucho como las frutas y las verduras y trataremos de ingerir líquidos en forma de agua, infusiones, cremas o sopas frías, ensaladas, granizados, zumos, etc… Es el momento de buscar recetas ligeras y refrescantes para mantenernos hidratados y bien nutridos en los días de calor.

2.EVITAR REFRESCOS Y ALCOHOL.

Las bebidas ricas en azúcares o con alcohol no quitan la sed e incrementan las calorías que ingerimos al cabo del día. Este tipo de bebidas son una de las causas por las cuales engordamos más en verano.

3.LICUADOS.

Con una licuadora se puede mezclar fruta y verdura y pasarlas de solido a liquido con un efecto muy saciante. Un licuado de zanahoria y remolacha en verano, por ejemplo, es una manera natural y sana de potenciar un bronceado sano.

4.ENSALADAS VARIADAS.

Cuantos más ingredientes, mejor. Mezclamos verduras y hortalizas de temporada cómo rúcula, pimientos, cebolla, pepinos, rábanos, remolacha, zanahorias y sobre todo tomates.

Aunque los tomates están presentes en los estantes de los supermercados todo el año, una estación en la que se debes consumir es el verano. Tienen un alto poder antioxidante gracias a los licopenos que le dan ese color rojo intenso capaz de prevenir enfermedades tan graves como el cáncer.

5.FRUTA DE TEMPORADA.

Aguacate, albaricoque, cerezas, ciruelas, melocotón, melón, sandía, higos, nectarinas son las frutas del verano que nos aportan fibra, vitaminas, minerales, agua y sustancias que potencian nuestras defensas frente a todo tipo de enfermedades.

La sandía en especial es la fruta de temporada ideal para combatir los días calurosas de verano. La sandía aporta carotenos, vitamina C, magnesio y potasio a nuestro organismo. Es una fruta con grande cantidad de agua y contiene la citrulina que es un precursor del óxido nítrico, un potente protector cardiovascular.

COMER SALUDABLE EN EL TRABAJO

Con la llegada del verano son muchos los trabajadores que hacen jornada intensiva y optan por adquirir comida rápida y ya preparada.

Pero comer de forma saludable en la oficina es posible.

Es importante:

  1. Planear con antelación la comida que vamos a llevar a nuestro puesto de trabajo.
  2. Los platos estrellas son las ensaladas. Hay libros estupendos a la venta que nos dan óptimas y muy sabrosas ideas.
  3. Si optamos por llevar a la oficina comida en tupper, es necesario ser cuidadoso a la hora de guardarlo en la nevera.  
  4. Las frutas, las verduras y los platos como el gazpacho son los alimentos más idóneos por la gran cantidad de agua y antioxidantes que aportan.

TAPAS SALUDABLES

Las tapas nos permiten crear un ambiente propicio para socializar, sobre todo en verano, cuando tenemos más a menudo la posibilidad de reunirnos, de relacionarnos, de disfrutar de un momento con la familia o con los amigos y de volver a cargar las pilas para el invierno.

Para poder elegir tapas saludables es fundamental que tengamos en cuenta su aporte nutricional y el método de cocción.

Las mejores y más comunes tapas son:

  • gazpacho
  • olivas
  • boquerones
  • sardinas
  • salpicón de pulpo
  • almejas y mejillones
  • gambas
  • ensaladilla rusa
  • ensaladilla de arroz

Es además bastante frecuente encontrar excelente opciones veganas como por ejemplo el hummus de garbanzos o de berenjena o el guacamole servido con crudités.

CONCLUSIONES

Durante el verano es muy importante la hidratación. Hay que adaptar la alimentación a las altas temperaturas. Todas las personas dependientes, mayores, o niños están particularmente expuestos a los riesgos de la deshidratación y del golpe de calor cuando la temperatura es elevada.

Con el calor es difícil planear un ejercicio físico prolongado pero es el momento ideal para largos paseos en la playa, nadar, remar o montar en bicicleta.

Hay que evitar bebidas alcohólicas y azucaradas muy calóricas que no apagan la sensación de sed.

Es fundamental refrigerar adecuadamente los alimentos para esquivar la salmonelosis o intoxicaciones alimentarias.

Hay que conservar los alimentos en el frigorífico, crudos o cocidos y especialmente aquellos que contengan huevos como la mayonesa o los productos de pastelería.

Por último, evitar por supuesto la exposición solar en las horas de máxima intensidad.

¡Disfrutemos de manera saludable del verano!

Leave a Comment