Depresión estacional ¿Por qué estamos anímicamente más bajos en otoño?

In Noticias, PSICOLOGÍA by dianaLeave a Comment

TAE (Transtorno Afectivo Estacional), así es como se denomina un decaimiento en el estado de ánimo acompañado de múltiples síntomas que ya está reconocido por la Organización Mundial de la Salud.

El verano se acaba para dar paso al otoño, las horas de luz se acortan y las noches cada vez son más largas, particularmente después del cambio horario. Este hecho es uno de los principales causantes de la aparición el TAE.

¿En qué consiste este trastorno y cuáles son sus principales características?

Este estado emocional que acompaña a la llegada de las estaciones más oscuras, suele aparecer en otoño-invierno y desaparecer en primavera -verano.

Lo habitual es experimentar un mayor grado de cansancio, somnolencia, tristeza, apatía, decaimiento, poca energía, etc, en definitiva, una alteración general del estado de ánimo que por supuesto repercute en todos los ámbitos de la vida.

¿Cuáles son las causas de la depresión estacional?

Según los últimos estudios las mujeres son más propensas a padecerla que los hombres al igual que las personas que viven más alejadas del ecuador. Esto sin duda está relacionado con las horas de luz que dependiendo de la zona del planeta se reducen considerablemente.

Los expertos apuntan también posibles causas genéticas que predispongan a su aparición.

Según Brenda McMahon, líder del estudio publicado por la revista European Neuropsychopharmacology:

«La luz del día es efectivamente un antidepresivo natural. Como muchos medicamentos que se usan actualmente contra la depresión, más luz del día evita que la serotonina sea eliminada del cerebro».

De esto se deduce que la reducción de horas de luz y de vitamina D son realmente un gatillo para el TAE.

También la producción de melatonina (hormona del ciclo vigilia-sueño producida durante la noche por la glándula pineal del cerebro), tiene mucho que ver con el trastorno estacional. Al ser las noches más largas y los días más cortos se produce un desequilibrio en la secreción de esta hormona que afecta directamente al estado anímico.

¿Cómo combatir el Trastorno Depresivo Estacional?

Terapia de luz o fototerapia

Cada vez son más los profesionales que utilizan la terapia de luz junto con otros tratamientos para tratar este desorden con muy buenos resultados.

Consiste en una exposición diaria (más efectiva por la mañana), durante un mínimo de 30 minutos a una caja de luz con intensidad regulada que asemeja la iluminación solar pero sin los inconvenientes de las radiaciones ultravioletas. Produce una mejora inmediata del estado de ánimo por lo que la persona que lo recibe se muestra más receptiva al resto de tratamientos coadyudantes.

Este tratamiento no tiene ningún efecto secundario y puede realizarse en el propio domicilio. La lámpara se coloca sobre una mesa y la persona se sitúa frente a ella para recibir la luz a diferente intensidad.

Esta terapia es importante reforzarla con hábitos cotidianos como mantener las persianas abiertas, situarse cerca de una ventana, salir a dar paseos al aire libre, practicar algún tipo de deporte (aumenta las endorfinas, hormonas de la felicidad) y por supuesto socializar y fomentar una buena compañía.

La toma de ciertos complementos alimenticios y el refuerzo de la dieta también contribuyen a una rápida disminución de los síntomas.

Siempre es recomendable consultar con un especialista y realizar terapia emocional que nos ayude a prevenir posibles brotes en el futuro.

Leave a Comment