¿Cómo progresa la artritis reumatoide?

In TRAUMATOLOGIA by NovamedicumLeave a Comment

La artritis reumatoide (AR) afecta de forma muy diversa a cada individuo. Puede ser leve, moderada o grave, variando los síntomas de persona en persona. Sin un tratamiento efectivo, la afección tiende a empeorar con el tiempo, progresando a través de etapas específicas. No existe una línea de tiempo exacta para la progresión de la AR, pero muchos tratamientos nuevos han tenido éxito en la reducción o incluso el bloqueo de la progresión de la enfermedad.

Patrones de progresión en la AR

La mayoría de las personas con AR experimentan un empeoramiento gradual de los síntomas. Puede haber etapas de alivio, donde es más manejable y  periodos donde los síntomas pueden estallar y ser más intensos.

Su progresión depende de muchos factores, entre ellos:

  • Historial familiar.
  • Edad en la que se diagnostica.
  • Etapa de la AR en el momento del diagnóstico.
  • Presencia de ciertos anticuerpos en la sangre.

Al considerar estos factores, tu médico puede ayudarte a comprender mejor cómo progresa tu afección. Sin embargo, ten en cuenta que es imposible predecir exactamente cómo progresará la AR. Incluso si tienes familiares con AR, tu condición puede progresar de manera diferente a la de ellos.

Etapas de la artritis reumatoide

A medida que la AR avanza, el cuerpo cambia. Algunos cambios se pueden ver y sentir, mientras que otros no. Cada etapa de la AR tiene diferentes objetivos de tratamiento.

  • Etapa 1

La etapa 1 es la más temprana. Muchas personas sienten dolor en las articulaciones, rigidez o hinchazón. Durante la etapa 1, hay inflamación dentro de la articulación. No hay daño en los huesos, pero el revestimiento de la articulación, llamada sinovial, está inflamada.

  • Etapa 2

La etapa 2 es la etapa moderada. Aquí, la inflamación de la sinovial causa daño en el cartílago de la articulación. El cartílago es un tejido que cubre el extremo de los huesos y evita su rozamiento. Cuando el cartílago está dañado, las personas pueden experimentar dolor y pérdida de movilidad viéndose afectado el rango de movimiento.

  • Etapa 3

Cuando entramos en la etapa 3, se considera grave. En este punto, el daño se extiende no solo al cartílago si no también a los huesos. Como el cojín entre los huesos está desgastado, se frotarán entre sí. Puede haber más dolor e hinchazón. Algunas personas pueden experimentar debilidad muscular y más pérdida de movilidad. El hueso puede dañarse (erosión) desembocando en alguna deformidad.

  • Etapa 4

En la etapa 4, ya no hay inflamación en la articulación. Es la etapa final, cuando las articulaciones ya no funcionan. Aquí las personas pueden experimentar dolor, hinchazón, rigidez, pérdida de movilidad y fuerza muscular reducida. Las articulaciones pueden destruirse y los huesos se fusionan (anquilosis).

La progresión a través de las cuatro etapas puede llevar muchos años, y algunas personas no pasan por todas ellas durante su vida.

Opciones de tratamiento

La AR como toda enfermedad autoinmune, obtiene muy buenos resultados con tratamiento nutricional y ayudando al sistema inmune a fortalecerse privándolo de ciertos alimentos que el cuerpo traduce como tóxicos. Así reducimos los brotes de esta enfermedad

Para tratar la AR des de la medicina convencional, el especialista barajará diferentes opciones de medicación y te recomendará un plan de tratamiento. Este plan dependerá de la etapa de la AR, de la gravedad de los síntomas, del grado de inflamación y del tiempo que hayas vivido con la AR.

Algunas personas se someten a cirugía en las últimas etapas de la AR. El objetivo de la cirugía es mejorar la calidad de vida, reducir el dolor o reparar los daños estructurales generados por la AR. La cirugía puede extirpar la sinovial ,los nódulos, reparar tendones, fusionar articulaciones o reemplazarlas por completo.

Resumen
Nombre del proveedor
Novamedicum,
C/Indústria 19,Sabadell,Catalunya- Telephone No.937260976
Descripción
La artritis reumatoide (AR) afecta a diferentes personas de diferentes maneras. Puede ser leve, moderada o grave, y los síntomas varían de persona a persona.

Leave a Comment