COMO CUIDAR TU SALUD DIGESTIVA ESTE VERANO

In NUTRICIÓN by dianaLeave a Comment

El verano es época de sol, vacaciones, luz, viajes, ocio y atardeceres eternos pero también de excesos alimenticios y menos horas de sueño.

Esta es la estación del año en la que más modificamos nuestra dieta. Solemos cambiar el agua por las cañitas, las cenas saludables por las tapas en el chiringuito y aventurarnos a probar nuevas delicias culinarias si nos vamos de viaje a otro lugar.

La consecuencia es que nuestra salud digestiva se resiente y pueden aparecer molestos síntomas como gases, estreñimiento, ardores, acidez o la temida diarrea del viajero.

La microbiota es la clave

En el interior de nuestro aparato digestivo conviven más de 40 millones de microorganismos cuya misión es proteger nuestra salud frente a infecciones externas.

Cuando esta microbiota está en equilibrio, estaremos sanos y nuestro sistema digestivo funcionará de forma óptima. En esta situación es menos probable que nos ataquen bacterias intestinales o suframos los síntomas digestivos comentados anteriormente en nuestro viaje.

El problema ocurre cuando por diversas causas se altera esta armonía y además estamos fuera de casa, momento en el cuál somos más sensibles ante complicaciones disbiosis intestinales.

Si todavía no lo haces y tienes tendencia a padecer este tipo problemas resulta muy recomendable tomar un complemento de probióticos & prebióticos antes de tu viaje. También lo puedes incluir en tu botiquín como posible aliado ante cualquier imprevisto.

Dentro de las cepas probióticas, el Lactobacillus plantarum y la levadura Saccharomyces boulardii son altamente eficaces para problemas gastrointestinales o la diarrea del viajero.

5 Consejos para cuidar tu salud digestiva este verano

Consume fruta y verdura de temporada

Tanto si estás de viaje como sino, elige fruta de temporada, estas conservarán sus propiedades intactas además de hidratarte con todos sus nutrientes. El melón o la sandía son frutas indispensables para sofocar las altas temperaturas además esta última contiene un 95% de agua.

La cereza es la fruta con mayor concentración de flavonoides que existe, aporta un gran poder antioxidante y ha sido utilizada durante siglos como depurador intestinal.

Bebe agua

Recuerda que si estás de viaje es recomendable beber agua únicamente embotellada. Si te encuentras en algún país donde las condiciones no son las más óptimas cepíllate también los dientes con esta agua.

Si eres de los que le cuesta beber agua porque sí, puedes añadirle unas gotitas de limón o de lima, ambas contienen sustancias antisépticas y digestivas que te aportarán sabor y una hidratación extra.

Precaución con la comidas exóticas

Si eres fan de la cocina y te gusta probar nuevos manjares debes de tener especial cuidado con los platos exóticos de otras culturas que muy probablemente incluyan ingredientes que no estamos acostumbrados a ingerir y pueden provocarte digestiones pesadas, flatulencia, ardores, etc. Por otra parte si estás decidido a consumirlos, observa que estén bien lavados y cocinados. Por ejemplo, la mandioca si se consume cruda puede llegar a ser tóxica.

No te olvides de la fibra y del almidón resistente

Estés donde estés siempre puedes optar por alimentos ricos en fibra, frutas, verduras, cereales, frutos secos, etc. Contribuirán a regular el tránsito intestinal.

En general, las cremas, sopas, ensaladas, brochetas, granizados, zumos naturales, etc, deben de ser las recetas protagonistas de tu dieta en verano.

Puedes releer este artículo: 7 formas para cuidar tu salud intestinal de forma natural, donde explicamos que es el almidón resistente

El verano también es tiempo para descansar, relajarse, dar largos paseos y disfrutar de la mágica luz de esta estación.

Leave a Comment