7 formas de mejorar tu salud intestinal de forma natural

In NUTRICIÓN by NovamedicumLeave a Comment

Todos experimentamos alguna vez síntomas digestivos ocasionales, como malestar estomacal, gases, acidez estomacal, náuseas, estreñimiento o diarrea. Sin embargo, cuando estos síntomas ocurren con frecuencia, pueden causar trastornos importantes en el día a día. Afortunadamente, los cambios en la dieta y el estilo de vida pueden tener un impacto positivo en tu salud intestinal. Te lo contamos.

1. Come comida real

La dieta típica occidental, alta en carbohidratos refinados, grasas saturadas y aditivos alimentarios, se ha relacionado con un mayor riesgo de desarrollar trastornos digestivos. Se ha sugerido que los aditivos alimentarios, como la glucosa, la sal y otros productos químicos, contribuyen a aumentar la inflamación intestinal, lo que lleva a una afección llamada intestino permeable.

Las grasas trans se encuentran en muchos alimentos procesados. Son conocidos por sus efectos negativos en la salud del corazón, pero también se han asociado con un mayor riesgo de desarrollar colitis ulcerosa, una enfermedad inflamatoria intestinal.

Además, los alimentos procesados, como las bebidas bajas en calorías y los helados, a menudo contienen edulcorantes artificiales, que pueden causar problemas digestivos.

Por lo tanto, seguir una dieta basada en alimentos integrales y limitar la ingesta de alimentos procesados puede ser lo mejor para una digestión óptima.

2. Consume más almidón resistente

Para mantener una microbiota sana es básico que esta esté bien alimentada, y para ello necesita comer de almidón resistente

El amidón es la reserva de glucosa que tienen los cereales, legumbres, tubérculos, algunas verduras y frutas.

La digestión nos ayuda a romper las cadenas de almidón (ej: del arroz) para que la glucosa quede libre para ser absorbida y generar energía. Dependiendo de como se consuma este arroz (almidón), esta situación no se produce y somos incapaces de romper estas cadenas y absorber la glucosa. Es cuando hablamos de almidón resistente, y pasará a ser un manjar para nuestras bacterias

De almidón resistente tenemos 5 tipos y no todos tienen la misma función, el que nos interesa es el tipo 3.

El almidón de tipo 3 lo conseguimos cocinando en alimento (cereales, legumbres, tubérculos) y dejándolo enfriar en el frigorífico a 4-5ºC. Una vez frío se puede recalentar, nunca superando los 130ºC para no revertir la situación del almidón.

Os explicaré un pequeño truco que hacemos en casa: los domingos escogemos un almidón: arroz, patata, lentejas… i hacemos bastante cantidad, esta se queda en el frigorífico y cada día vamos cogiendo la cantidad que nos apetece. Esta semana hicimos una horneada de patatas, buenísimo!!

3. Incluye grasas saludables en tu dieta

La grasa ayuda a sentirse satisfecho después de una comida y, a menudo, se necesita para la absorción adecuada de nutrientes. Además, los estudios han demostrado que los ácidos grasos omega-3 pueden disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades inflamatorias del intestino como la colitis ulcerosa.

Los alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 incluyen las semillas de lino, las semillas de chía, las nueces y los pescados grasos como el salmón, la caballa y las sardinas.

Otras grasas buenas son el aguacate, la mantequilla de coco, el beicon de animal de pasto, el jamón ibérico, los frutos secos, las semillas,….

4. Mantente hidratado

La baja ingesta de líquidos es una causa común de estreñimiento.Los expertos recomiendan beber 1,5–2 litros de líquidos sin cafeína por día para prevenir el estreñimiento. Sin embargo, es posible que necesites más si vives en un clima cálido o haces mucho ejercicio.

Además del agua, también puedes satisfacer su ingesta de líquidos con infusiones de hierbas y agua de mar, un excelente hidratador de mucosas.

Otra forma de ayudar a ingerir más líquidos es incluir frutas y verduras con alto contenido de agua, como el pepino, calabacín, apio, tomates, melones, fresas, naranjas y melocotones.

5. Maneja el estrés

El estrés puede causar estragos en el sistema digestivo. Se ha asociado con úlceras estomacales, diarrea, estreñimiento… Las hormonas del estrés afectan directamente la digestión, cuando tu cuerpo está en modo de lucha o huida, piensa que no tienes tiempo para descansar y digerir. Durante los períodos de estrés, la sangre y la energía se desvían del sistema digestivo.

Además, intestino y cerebro están conectados intrincadamente, lo que afecta al cerebro también puede afectar a la digestión.

El manejo del estrés, la meditación y el entrenamiento de relajación han demostrado mejorar los síntomas en las personas con síndrome de colon irritable.

6. Come con atención

Es fácil comer demasiado rápido si no prestas atención, lo que puede provocar hinchazón, gases e indigestión. Se aconseja:

  • Come despacio.
  • Céntrate en la comida apagando su televisor y guardando su teléfono.
  • Observa cómo se ve la comida en el plato y cómo huele.
  • Selecciona cada bocado de comida conscientemente.
  • Presta atención a la textura, temperatura y sabor de tu comida.
  • Mastica bien la comida. Masticar produce saliva, y cuanto más tiempo se mastica, más saliva se produce. La saliva ayuda a iniciar el proceso digestivo en la boca al descomponer algunos de los carbohidratos y grasas en su comida.

7. Ponte en movimiento

El ejercicio regular es una de las mejores maneras de mejorar la digestión. El ejercicio y la gravedad ayudan a los alimentos a viajar a través del sistema digestivo. Por lo tanto, pasear después de una comida puede ayudar al cuerpo.

También puede ayudar a reducir la inflamación, lo que puede ser beneficioso para prevenir afecciones inflamatorias del intestino.

¿Te ha resultado útil el artículo?, ¿te gustaría mejorar tu salud intestinal? Para más consejos sigue nuestros artículos o consulta a nuestros especialistas en Sabadell. ¡Te esperamos!

Resumen
Nutrición
Tipo de servicio
Nutrición
Nombre del proveedor
Novamedicum,
C/ Indústria 19,Sabadell,Catalunya- Telephone No.937260976
Descripción
Todos experimentamos alguna vez síntomas digestivos ocasionales, como malestar estomacal, gases, acidez estomacal, náuseas, estreñimiento o diarrea. Sin embargo, cuando estos síntomas ocurren con frecuencia, pueden causar trastornos importantes en el día a día.

Leave a Comment