5 CONSEJOS PARA ELEGIR UNAS BUENAS ZAPATILLAS DE RUNNING

In DEPORTISTASby dianaLeave a Comment

Si estás pensando en unirte al mundo del running o ya lo has hecho recientemente seguramente las zapatillas que uses para correr sean una de tus principales preocupaciones y es que evitar posibles lesiones será la base para una buena relación con este deporte.

Lo primero que debes de tener claro es que no existen las zapatillas perfectas y las que son buenas para unos no tienen por qué serlo para ti así que no te dejes llevar por modas o grandes descuentos, recuerda que lo importante es la salud y el disfrute.

¿Quieres comprarte unas buenas zapatillas de running? Sigue estos cinco consejos.

1- Conoce tus pies y tu pisada

Antes de hablar de diseño, tallas y modelos lo primero es que conozcas la estructura de tus pies y las características de tu pisada. Para ello lo más recomendable es que acudas a un podólogo que analizará todos estos aspectos y te informará de como pisas y de cuáles son tus necesidades.

¿Eres pronador, supinador o tu pisada es neutra? ¿Tienes una arco normal, alto o bajo? Aspectos que debes conocer para comprar las mejores zapatillas que se adapten a ti.

También es importante conocer cuál es tu peso corporal en relación con la estructura de tus pies. Lo mismo ocurre con el ancho. Elige unas zapatillas que no te aprieten y proporcionen cierta holgura en su interior, esto evitará roces, posibles llagas y ampollas.

La mayoría de las marcas hoy en día fabrican zapatillas de diferentes anchos, siendo lo más común la talla D para chicos y la B para chicas. La diferencia entre tallas suele ser de medio centímetro pero en cualquier caso en la personalización está el éxito.

2- Prueba y comprueba

Es fundamental probarte las zapatillas antes de comprarlas. Una vez sepas cómo es tu pie y tu pisada es recomendable que acudas a un centro de deporte especializado donde te puedan aconsejar la mejor opción para ti.

Existen muchas ofertas irresistibles de zapatillas de running online pero no es buena idea comprarlas sin antes probarlas, así que a no ser que seas un experto corredor y tengas conocimiento y experiencia con marcas y modelos mejor opta por ir en persona a la tienda.

Si vives en un clima caluroso o tus pies tienden a dilatarse es mejor que te pruebes las zapatillas al final del día. Algunos corredores a los que les ocurre esto optan por comprar media talla más que la suya, de esta forma se aseguran que no le aprieten ni que tampoco le queden muy holgadas.

También es aconsejable probarse las zapatillas con los calcetines de deporte que utilizas habitualmente. Recuerda que los pies no son iguales y es importante que te sientas confortable en ambos.

3- ¿Por dónde vas a correr?

No será lo mismo correr en una cinta que al aire libre, al igual que tampoco lo será hacerlo sobre el campo, cemento o una superficie de tierra.

Si lo haces sobre una superficie dura necesitarás unas zapatillas con mayor amortiguación mientras que si lo haces sobre un terreno más suave lo importante será la adherencia y la estabilidad.

Los hay que se aventuran por superficies más pedregosas como rocas o senderos de montaña. Si es tu caso lo recomendable son las zapatillas de trail que tienen mayor agarre y estabilidad.

También es importante el clima de tu lugar de residencia. No será lo mismo correr en un lugar lluvioso que en otro seco.

4- ¿Cuál es tu presupuesto?

Las zapatillas más caras no tienen por qué ser las mejores pero sí es importante que compres unas zapatillas especiales para el deporte que vas a practicar, en este caso el running. Olvídate de utilizar las mismas zapatillas para correr, jugar al padel y vestir. Tu salud está en juego y evitar lesiones debe de ser una prioridad para permitirte disfrutar del deporte minimizando los riesgos.

Si te estás iniciando no empieces por unas zapatillas de gama alta, primero prueba y si finalmente «te enganchas» entonces podrás dar el salto al siguiente nivel.

5- El exceso de amortiguación a examen

Es cierto que si corres por un terreno duro la amortiguación es importante para proteger sobretodo el talón, pero en exceso puede resultar totalmente contraproducente.

Es lo que en la jerga del running se conoce como el «taloneo» o el «heel strike». Significa que si la amortiguación es excesiva va impedir que nuestro pie se acostumbre a la superficie que está pisando ya que prácticamente ni la sentirá. Otra consecuencia será evitar que los pies se tonifiquen y fortalezcan como realmente lo necesitan.

Amortiguación sí pero con límites.

Recuerda que lo primero es la salud y para conservarla primero debes de conocerte. Nuestros podólogos estarán encantados de ayudarte a tomar la decisión más acertada para que elijas unas zapatillas de running que te hagan a volar.

Foto de Verano creado por freepik – www.freepik.es

Leave a Comment