4 estiramientos de hombros que puedes hacer en el trabajo

In DEPORTISTAS by NovamedicumLeave a Comment

¿Qué puede causar dolor en el hombro?

Siempre tendemos a asociar el dolor de hombro con deportes como el tenis y el béisbol, pero pocos sospecharían que la causa principal es algo tan típico como estar sentado en nuestros puestos de trabajo. Y es que resulta que estar frente a las pantallas del ordenador durante más de ocho horas al día puede tener un impacto enorme (y negativo) en los músculos deltoides, subclavios y trapecio de los hombros.

Este impacto puede conducir a:

  • Mala postura.
  • Dolores de cabeza.
  • Dolor en las articulaciones.

Hoy te recomendamos estos cuatro estiramientos de hombros fáciles y rápidos que puedes hacer en el trabajo o en tu domicilio. Ayudarán a aliviar el malestar y la rigidez que se acumula con el paso de las horas.

1.Siéntate en la silla con una postura perfecta, con la espalda bien recta y levanta los brazos por encima de la cabeza como si estuvieras tratando de tocar el techo.

Con la cabeza y el torso inmóviles, mueve los brazos hacia adelante y hacia atrás. La parte importante de este estiramiento es mover los brazos hacia detrás de la cabeza.

Deberías sentir una leve tensión en la parte media de la espalda, lo que ayuda a desestresar y extender la columna vertebral.

Repite 10 veces.

2. Mantén la espalda recta y la barbilla hacia dentro (como si quisieras sacar papada).

Mueve los hombros hacia adelante, hacia arriba, hacia atrás y hacia abajo en movimientos circulares.

Repite 10 veces.

3. Siéntate con la espalda recta, inclina y rota la cabeza hacia los hombros, primero hacia un lado y luego hacia otro.

Para un estiramiento más grande, extiende el brazo en el mismo lado para proporcionar una mayor tensión de forma suave, augmentando la inclinación y rotación hacia el mismo lado.

Mantener durante 10 segundos.

Repite dos veces en cada lado.

4. Este estiramiento hará que parezca que estás tratando de oler tu propia axila, ¡así que quizás deberías hacerlo cuando estés seguro de que nadie está mirando!

Siéntate con la espalda recta.

Gira la cabeza hacia los lados para que tu nariz quede directamente sobre la axila.

Sostén la cabeza con la mano y úsala para empujar suavemente tu nariz más cerca de la axila. Ojo, no empujes hasta llegar a un punto de incomodidad.

Mantener durante 10 segundos.

Repite dos veces en cada lado.

Recomendaciones finales

Además de estos estiramientos, mantenerse activo y tener el cuerpo en movimiento evitará el dolor que deriva de estar demasiado quieto y en la misma posición. Por ejemplo, inclínate hacia atrás en la silla de vez en cuando, gira el asiento de lado a lado y levántate un rato al menos una vez cada hora.

Como siempre, ten cuidado al añadir un nuevo ejercicio en tu rutina diaria. Si continúas experimentando dolor o malestar, habla con tu fisio.

Esta publicación tiene finalidad informativa, no sustituye en ningún caso al consejo de tu especialista, consulta siempre a un profesional sanitario.

Leave a Comment